FISIOTERAPIA PREVENTIVA

Es común pensar que solo se recurre a la fisioterapia en casos de recuperación de lesiones u operaciones, pero lo cierto es que este proceso va mucho más allá, llegando a ser un proceso de prevención de problemas físicos y que mejora la calidad de vida.

Ante las jornadas laborales rutinarias, ya sean de gran actividad física como las de cara al público o tratando con herramientas y productos de gran peso como las que trabajas sentado en una oficina durante 8 horas, hacen de nuestra de nuestra salud física algo que se va desvaneciendo con el paso del tiempo. Por ello, el fisioterapeuta se encarga entre otras cosas de promover unos hábitos que sean saludables para nosotros y nos prevengan de sufrir futuras lesiones. Este carácter preventivo tiene una especial importancia en relación al campo de la fisioterapia deportiva ya que, además de que puedes evitar temidas lesiones, ayuda a mejorar el rendimiento deportivo del atleta, centrándose en una serie de patrones que tratan de mejorar la alimentación, la relajación, el ejercicio, la respiración, etc.


Otro caso en el que la fisioterapia puede ser de gran importancia es en los embarazos, previniendo ciertos problemas que pueden ocasionarse durante el embarazo con los cambios que se producen en el cuerpo femenino durante el periodo de gestación, de manera que este se va adaptando progresivamente al feto. Aplicando un proceso de fisioterapia, se pueden prevenir hinchazones en las piernas, dolencias lumbopélvicas y mejora las condiciones para que el parto transcurra con normalidad, además del proceso postparto. Entre los ejercicios para preparar el parto están la tonificación de la musculatura del pelvis, la zona pectoral y el periné, estiramientos de manera que relaje los músculos reduzca la tensión y facilite la circulación. Estos estiramientos se pueden realizar en tobillos, piernas, cadera y glúteos, que son clave para la circulación. En estos casos en los que observamos exceso de hinchazón en los pies siempre es recomendable contactar con un buen podólogo, ya que de el dependerá la facilitación de técnicas o masajes específicos para cada caso. Si buscas podólogos en Marbella lo que les recomendamos es que visiteis la clinica In One.



El carácter preventivo de la fisioterapia en Marbella puede darse en diferentes tipos de situaciones, respecto a las necesidades del usuario. En el caso de la prevención de tipo primaria, esta se aplica cuando se quiere evitar la aparición de posibles enfermedades. Las prevenciones de tipo secundario, se basan en la detección anticipada de problemas para tratarlos durante los primeros síntomas para evitar que vaya a más. A un nivel superior estarían las de tipo terciario, las cuales se basan en la recuperación de la salud, una vez se ha dado la enfermedad. Por último, la prevención cuaternaria se basaría, con la ayuda de un fisioterapeuta en Marbella, en reducir el número de atenciones médicas que el paciente pueda necesitar cuando este sufre de algún tipo de enfermedad crónica.

Por último dejamos un video donde se muestra literalmente de que manera te podría ayudar un fisioterapeuta.



Likes

Comments